Llegando al lugar de la bendición